_DSC1027 copia.jpg
estado previo 1.jpg
_DSC0927.jpg
_DSC0963 copia.jpg
_DSC0933 copia.jpg
_DSC0838 copia.jpg
_DSC0893 copia.jpg
_DSC0833 copia.jpg
_DSC0889 copia.jpg
_DSC0880 copia.jpg
_DSC0995 copia.jpg
200930-seccion fugada 2.jpg
200930-seccion fugada 1.jpg
200930-vista interior 1.jpg
200930-vista interior 2.jpg
200930-vista superior 1.jpg
200805-vista cobertizo 9.jpg

REHABILITACION DE CUADRA EN ASTURIAS

Estado: Construido

Localización: Asturias

Superficie: 170 m2

Fin de obra 2021

2 conceptos: Poner en valor los muros de piedra preexistentes de una antigua cuadra y convertir el problema de un solar muy estrecho y alargado en una oportunidad son los conceptos que guían el proyecto.

La composición perpendicular a los muros preexistentes y los espacios diáfanos y luminosos permiten minimizar la estrechez de la parcela.  Elementos espaciales como la cocina, la mampara divisoria entre salón-comedor, la escalera o la cristalera del porche zonifican y asientan espacialmente los distintos usos, pero sin la necesidad de interponer elementos opacos entre ellos.

La luminosidad de la vivienda está garantizada tanto por los amplios ventanales como por el hueco de la escalera que incorpora un gran lucernario en la cubierta, el cual permite inundar los espacios de una agradable luz cenital a la vez que proporciona un atractivo en la ascensión.  El diseño de la escalera con el minimo espesor posible incrementa el paso de la luz natural, al tiempo que se convierte en el elemento que organiza los espacios.

La composición de la fachada de una manera sencilla refuerza y es coherente con las ideas de proyecto.

El edificio está realizado partiendo de la tradiciones constructivas locales pero con una visión contemporánea.  De esa manera nuevos estilos de vida se insertan y contribuyen a revitalizar áreas rurales, pero conservando el espíritu del lugar.  A su vez la estrategia de conservar los muros de piedra existente combinado con el uso de estructura de madera la convierte en una construcción muy ecológica con una mínima huella de carbono.  Y mediante el uso de tecnologías eficientes de climatización y ventilación, y la aplicación de generosos aislamientos se consigue la máxima calificación energética A.